Regina Ziraldo

Foto%20de%20Regina_edited.jpg

Nací en Rosario en 1981. No siempre viví en la ciudad; habité un pueblo, rodeada de historia, arte y oficios y un tuve un  hogar-taller lleno de materiales plásticos.
Hubo una vieja prensa en una fábrica y muchas telas apiladas.
Es la huella de eso lo que hoy deja un rastro en mi obra. De algún modo,  impresas.
Transité unos años largos la facultad de Letras y sin planearlo, paralelamente, comencé a habitar el taller familiar (Taller de Arte Vicari) y mi estadía de aprendizaje y enseñanza se estableció de manera definitiva. Una instancia de formación diaria. 
El contacto con maestros y artistas tanto como cursos, becas y clínicas reafirmaron mi interés por el Grabado. La dinámica de la participación en salones me genera los interrogantes sobre esta disciplina que en mi obra se conecta con otras. Hay lápiz, hay pintura, hay texto.
Gran parte de mi producciónes creada por el impulso, resultado de pruebas y experiencias de taller, de acumulación y desorden. Arribo al concepto/idea trabajando. Esto constituye un modo de producción fundamental.
Hay una letra, un número, un símbolo.
Hoy habito también una galería.

Statement

Toda obra de arte es una declaración del artista en un lenguaje único. Traducir este lenguaje es sólo una aproximación.
Cada una de mis obras tiene su particularidad plástica pero en líneas generales coexiste en todas ellas la relación entre imágenes urbanas, cotidianas, que suelo pisar y encontrar con el símbolo, su significado en mi mundo.
Trabajo gráficamente datos de lo cotidiano y del espacio que me rodea.
Encuentro en el grabado un modo de creación que me permite registrarmarcas construidas por materiales (imágenes y elementos) que descubro en geografías abiertas y cajas cerradas, estableciendo una constante visual en mi obra. Piedra, metal, tela, cartón, entre otros,  se imprimen y transmiten su formas para habitar el surco que logra la presión de la prensa en todo soporte. Casi siempre, papel.
Mis obras  en su mayoría son despojadas y silenciosas porque evocan vacíos paisajes de la memoria mientras algunas ceden lugar al ruido, al simbolismo del presente. 
Actualmente trabajo la imagen fotográfica procesada a través de técnicas más contemporáneas. 
Intervienen siempre la prensa, la tinta y un gesto espontáneo.